LA HIJA DEL RELOJERO

Este verano está siendo muy productivo en cuanto a lecturas se refiere, una de las que ya he terminado es La hija del relojero de Kate Morton.

La verdad es que tenía unas expectativas muy altas con este libro, quizás demasiadas.

Me encanta como escribe Kate Morton, he leído muchas de sus novelas, me gusta como mezcla la intriga con el romanticismo elegante, la naturaleza, y describe con gran detalle los lugares donde trascurre la novela y lo hace tan bien que no cuesta nada imaginar que estas allí.

Todos los anteriores puntos se cumplen en La hija del relojero, de hecho, varias historias de distintas épocas se entrecruzan durante toda la novela, sin embargo, me ha faltado algo, es como si la novela estuviese incompleta, como si le faltase un capitulo.

De todas formas, me encanta Kate Morton y siempre seguiré leyéndola.

Aquí un resumen de la hija del relojero

«En el verano de 1862, un grupo de jóvenes artistas, guiados por el apasionado y brillante Edward Radcliffe, viaja a Birchwood Manor, una casa de campo en Berkshire. Tienen un plan: vivir los siguientes meses recluidos y dejarse llevar por su inspiración y creatividad. Sin embargo, cuando el verano toca a su fin, una mujer ha muerto de un disparo y otra ha desaparecido, se ha extraviado una joya de valor incalculable y la vida de Edward Radcliffe se ha desmoronado.

Unos ciento cincuenta años más tarde, Elodie Winslow, una joven archivista de Londres, descubre una cartera de cuero que contiene dos objetos sin relación aparente: una fotografía en sepia de una mujer de gran belleza con un vestido vitoriano y el cuaderno de bocetos de un artista en el que hay un dibujo de una casa de dos tejados en el recodo de un rio.»

Deja un comentario