La receta de la felicidad

Durante el año pasado y principios de este han llegado a mis manos estos dos libros, Lagom de Lola A. Akerstrom “La receta sueca para alcanzar el equilibrio en tu vida” y Hygge de Meik Wiking “La felicidad en las pequeñas cosas”.

Empecemos por Lagom la filosofía sueca para vivir en equilibro. Revistas como Vogue y Elle la consideraron la palabra de 2017, y medios como BBC, El País y The New York Times le han dedicado artículos a esta forma de ser sueca. Lagom significa ni mucho ni poco, si no la medida justa. Lagom es equilibrio, sobriedad y mesura. Es un estilo de vida más bien minimalista propio de los países escandinavos, situados en las primeras posiciones del Word Happines Report.

La filosofía Lagom te da las claves para ser feliz con lo que tienes, control del consumo, un hogar más sostenible, buscar tiempo para desconectar después del trabajo, en definitiva, encontrar la medida justa, ni mucho ni poco. Un replanteamiento de vida.

 

Según un informe anual que la ONU lleva haciendo desde 2012 Dinamarca es el país más feliz del mundo. El secreto de su felicidad es el Hygge. Es difícil definir la palabra Hygge, es algo así como acogedor, bienestar, sentirte cómodo, libre etc. Es una forma de vida una filosofía que persigue el bienestar y el disfrute de una vida más positiva y reconfortante. Es un concepto cercano al “slow life”

El libro te da recomendaciones para conseguir un estilo de vida hygge, por ejemplo, encender velas y prestar atención al interiorismo, comer y beber cosas buenas, hacer manualidades, cocinar y pasar tiempo con la familia, un baño de espuma, tomar el aperitivo al aire libre, mojarse los pies en el mar, dar un paseo por el bosque, desayunar y leer un buen libro en la cama etc.

 

El éxito de ambos términos se basa en lo mismo, invertir tiempo en lo más importante, disfrutar de las pequeñas cosas y de la vida pausada.

Deja una respuesta